Cine & TV

¡No te lo pongas!

Stacy y Clinton son únicos en lo que hacen: toman una guadaña, te cortan la cabeza e intentan no hacerte llorar ante la sangre derramada al decirte que ese corte de pelo es el que mejor te queda… Y tienen razón. Stacy London y Clinton Kelly son las conductoras del spin off del programa británico de transformaciones “¡No te lo pongas!”. Durante media hora, podemos ver cómo el estilo de un o una participante es totalmente renovado por estos policías de la moda. Desde pseudo Britney Spears hasta señoras que parecen salidas de un video súper ochentoso de Boy George, son embaucadas por su familia, sus amigos e incluso sus jefes, que detestan su manera de vestir extravagante y, bueno, escribámoslo: ridícula. Para esto, es filmado un video secreto que muestra al participante en diferentes actividades del día mientras luce sus atuendos pasados de moda. El participante elegido para el make over es llamado al estudio para que puedan observarse en el video, además de llevar todo su guardarropa, que será sometido a un exhaustivo análisis por los conductores. A continuación les dan 5000 dólares, con los que deben comprarse ropa durante dos días bajo el ojo clínico de los dos expertos de la moda. Pero no todo es malévolo en el programa. Las presentadoras muestran alternativas mejores a lo que comúnmente usa el participante, más acorde a su imagen y forma corporal. ¡No te lo pongas! nació en el canal BBC de Londres, donde se hizo popular gracias sus dos malditas presentadoras: Trinny Woodall y Susannah Constantine (todavía se pueden ver en el canal de paga People & Arts, que pasa ambas versiones, británica y estadounidense). Chicas malas. Bajo su inspección, el participante podía gastar 2000 libras esterlinas –equivalentes a 3000 dólares– en un nuevo guardarropa y tener, finalmente, una imagen más acorde a su personalidad y estilo. Si la humillación no era suficiente, la víctima se tenía que probar tres conjuntos –siempre los peores– y meterse en un cubículo forrado en espejos. Sí, este es el famoso y temido espejo de 360 grados, donde cada defecto, por más mínimo que sea, está visible a los ojos del mundo. Actualmente, las nuevas presentadoras del What Not to Wear británico son Lisa Butcher y Mica Paris, dos brujas (supermodelo y cantante de soul, respectivamente) que continúan con la misión de salvar al mundo de la gente mal vestida. Transmite People & Arts. ¡No te lo pierdas!

Escribe un comentario