Tecnología

HyperX QuadCast [REVIEW]

¡Boomshakalaka!

Todos conocemos los altísimos estándares de calidad que tienen Kingston con su línea HyperX sean teclados, mouses, auriculares, memorias, etc…hoy HyperX se juega una ficha fuerte con el objetivo de pelearle mano a mano a un referente como el Blue Yeti. Su nombre: HyperX QuadCast.

Sinceramente HyperX nos sorprendió con el lanzamiento. Si bien estamos acostumbrados a que los productos de audio de la marca son soberbios, nunca habían entrado en la arena de las personas que hacen podcasting, o radio por internet o transmiten en vivo por twitch. Pero cuando HyperX entra en un segmento aunque sea de nicho lo hace en grande. Les presentamos al QuadCast.

La Caja

El HyperX QuadCast viene bien presentado en una caja acorde a sus pretensiones no se pierdan el inminente #AbrahamOslo) y usa los colores ya clásicos de HyperX que son el negro y el rojo (los colores de [IRROMPILES] ¡yay!). Dentro de la caja ya tenemos el micrófono armado, un cable USB a Mini USB y un adaptador para colgar el micrófono de un soporte que no sea el de pie integrado.

El micrófono

El HyperX QuadCast se encuentra suspendido con un entramado de elásticos de color rojo fácilmente desmontable. La idea de usar elásticos textiles obedece a un concepto de “shock mount” entre la superficie donde está apoyado el mic, el soporte y el mic propiamente dicho a fin de evitar que se filtren ruidos parásitos en nuestro caso, podría ser el traqueteo de un teclado en la mesa mientras jugamos .

El competidor al que apunta el QuadCast el Blue Yeti no tiene dicho sistema de supresión y si bien se puede comprar, nada mejor que tenerlo desde fábrica con lo cual punto para HyperX.

Otra cosa vital en un micrófono es el filtro anti-pop para que las palabras como “peperina” no suenen como una patada sónica en el micrófono. HyperX hace gala de un filtro anti-pop integrado en el micrófono con lo cual se evitan comprar filtros extra como pasa con los competidores.

Las funciones

El HyperX QuadCast incorpora un “tocar para silenciar – tap to mute” en su parte superior muy práctico y fácil de entender: si el micrófono se ilumina en rojo, estamos en vivo… si está apagado podemos insultar a Moki con confianza.

Es una solución muy inteligente ya que el tap to mute evita el típico ruido de audio que sucede cuando uno pone un micrófono en mute utilizando un switch y la iluminación del mismo le avisa al entorno que estamos transmitiendo o grabando.

La parte baja del micrófono tiene un ajuste de sensibilidad al vuelo con 5 niveles, con lo cual incluso estando en medio de una transmisión podemos ajustar el QuadCast en caso que notemos que el sonido no es todo lo perfecto que queremos.

Modos de operación

Y finalmente la parte trasera tiene un selector de modos con 4 disposiciones que ajustan los cuatro micrófonos que contiene el QuadCast:

  • Cardiode: Ideal para podcasts, streaming de juegos, performances vocales, instrumentos, etc. El modo Cardiode toma los sonidos que están directamente al frente del micrófono, proveyendo un sonido rico y con cuerpo.
  • Estéreo: Usa los canales derecho e izquierdo para capturar una imagen totalmente estéreo del sonido, ideal para capturas de instrumentos acústicos.
  • Omnidireccional: Toma el sonido de toda la periferia del micrófono de manera equitativa. Se utiliza en situaciones donde uno quiere capturar el ambiente en su totalidad como una banda en vivo, un podcast con múltiples participantes, una conferencia telefónica, etc.
  • Bidireccional: Como su nombre lo indica, usa micrófono frontal y trasero, ideal para grabar una entrevista entre dos personas.

Como ven, tiene todas las características típicas necesarias para este tipo de dispositivos. Al ser USB es compatible con PC, MAC y PS4 (porque la consola tiene capacidad de streaming, la XBO no).

Las pruebas

Nos faltaba probar el micrófono para dar nuestras impresiones acerca del mismo. Conectamos el micrófono a una PC y nos pusimos auriculares Sennheiser HD300, que si bien no son de grado audiófilo, están muy por encima de la media, e hicimos pruebas comparando con un Yeti.

Lo primero que notamos es que el filtro pop integrado del QuadCast es un diferencial interesante ya que con el competidor estuvimos jugando con las distancias para no “popear” como locos.

Lo segundo que pudimos apreciar al menos a mi oído, pero varios comentaron lo mismo el dia de la presentación es que el HyperX QuadCast tiene un sonido muy cálido sin necesidad de ecualizar mucho en la computadora, mientras que con los competidores hay que jugar un poco con la ecualización ya que de fábrica el sonido se acerca a lo metálico.

Los modos funcionan como se espera: hice pruebas en solitario, probando el modo bidireccional con mi esposa, jugando un rato con el estéreo y el modo omnidireccional grabando el ambiente de casa con mi hija gritando como desquiciada por la luz roja del mic (porque la quería agarrar). Todos los modos trabajaron como se lo esperaba.

Conclusión

Realmente HyperX entró a este mercado “pateando la puerta” con un producto soberbio a un precio realmente muy competitivo de $7.299 pesos final.

Con prestaciones increíbles, diseño muy atractivo, características profesionales, un precio muy conveniente ¿se le puede pedir algo más? Difícil. Si quieren hacer podcast y streaming, este HyperX QuadCast debería ser su micrófono a aspirar tener para hacer audios de excelente calidad. De parte de [IRROMPIBLES] le otorgamos la medalla dorada a este fabuloso producto.

Nota: Agradecemos a la gente de HyperX y Doble Eme por cedernos el micrófono para esta review.

Escribe un comentario