Tecnología

Patriot Viper Steel y RGB [REVIEW]

Viper: Discreción o Exibición, ustedes eligen.

Patriot es una empresa súper conocida por productos como Memorias RAM, discos SSD, etc. Su línea Viper Gaming está apuntada a los entusiastas, sumando no sólo las memorias sino también teclados, mouses y auriculares. En esta ocasión probamos dos juegos de memorias DDR4 cada uno con sus características.

Primero vamos a aclarar la pregunta que seguro que todos se están haciendo: ¿Cuál es la diferencia entre las memorias DDR3 y las DDR4? Veamos:

  •         DDR4 duplica el ancho de banda respecto de DDR3
  •         DDR4 tiene el doble de ciclos por transacción.
  •         DDR4 tiene mayores densidades (4-16Gb por chip contra los 1-8Gb por chip del DDR3) con lo cual podremos ver kits de memoria con cada vez más capacidad (por ejemplo, 128GB en una configuración de 8 ranuras)
  •     DDR4 opera a 1.2V contra los 1.5V de DDR3, con lo cual el consumo energético y la generación de calor son menores.

La diferencia obvia a nivel “numérico” es que la latencia de las memorias DDR4 es mayor que la generación anterior, pero al tener el doble de ancho de banda con el doble de transacciones por ciclo, este aumento de latencia queda en el olvido.

En esta ocasión probamos dos kits de la línea Viper. Uno es el Viper Steel en configuración 2×8 GB DDR4 3600Mhz

El otro es el Viper RGB White en configuracion 2x8GB DDR4 3200Mhz. Nos zambullimos en esta review dual sin más demoras.

Las especificaciones de las Viper

El modelo Steel probado tiene un timing anunciado de 17-19-19-39 con command rate 1T a 1.35V de tensión de operación y 3600 Mhz de frecuencia. Son timings bastante ajustados para una operación a esa frecuencia lo cual da la pauta que las Viper son cosa seria.

Mientras tanto, el modelo RGB opera a 16-18-18-36 con command rate 1T a 1.35V de operación y 3200Mhz de frecuencia. También son settings apretados para exprimir al máximo cada bit que entra o sale de ellas.

En ambos casos usan el perfil XMP de memorias para que nosotros solo tengamos que hacer un clic en el BIOS y las memorias salen disparadas a su máximo desempeño lo cual es muy agradecido por usuarios no tan avanzados.

La estética de las Viper

El modelo Steel es el más “discreto”, ya que el disipador es de color gris metalizado con el logo Viper en diamantado. Es un disipador térmico diseñado para mantener las memorias refrigeradas de la manera más eficaz posible.

Las RGB White, como su nombre lo indica hacen gala de LED´s multicolor con disipadores blancos (hay modelos en color negro también) que hacen que los leds sean aún más llamativos. Las memorias son compatibles con todos los softwares de gestión RGB como ser: Gigabyte RGB Fusion, ASUS Aura Sync, MSI Light Sync y AsRock Polychrome Sync con lo cual el control luminoso está garantizado. Y en caso de tener un motherboard no soportado, Patriot les provee el software propietario para ajustar el color de las luces de manera sencilla.

El Rendimiento de las Viper

Utilizando un Core i7-5820k a 3.3Ghz con un motherboard Gigabyte G1 con chipset Intel X99 empezamos a analizar el rendimiento de las memorias. Gracias al sistema XMP (Extended Memory Profile) versión 2.0 el overclock del procesador y la memoria es muy sencillo.

Ambos modelos corrieron a sus velocidades de fábrica sin inmutarse y con una estabilidad a prueba de balas. Ahora ¿cómo se portan si las queremos “empujar” un poco más?

En el caso de las Viper RGB, logramos llevarlas a 3600Mhz con latencias 16-19-19-36 manteniendo el voltaje en 1.35V…no hubo forma de llevarlas más lejos que esto, ya que el sistema se reiniciaba o se congelaba.

Las Steel en cambio nos permitieron un overclock más modesto donde llegamos “sólo” a 3733Mhz con timings 18-20-20-40 en 1.35V y de ahí ya no quisieron seguir escalando.

En las pruebas con el CPU en velocidad stock hemos notado que subir de la frecuencia de operación de las memorias no trae un gran aumento en el rendimiento. Hablamos de un 5-8% más en ciertas aplicaciones y en otros ni siquiera eso, ya que dependen exclusivamente del CPU.

En definitiva, estas memorias sea a 3200 (RGB) o 3600 Mhz (Steel) son muy capaces de mantener el ritmo de un procesador a velocidades estándar e incluso bajo un overclock agresivo, con el valor agregado que están listas para operar a su máximo potencial con el solo hecho de sacarlas de la caja, instalarlas en nuestro sistema y encender el equipo gracias a los perfiles. Ni siquiera tenemos necesidad de modificar valores de tensión en la RAM para que estas entreguen lo mejor de si.

Conclusión

Ambas memorias de Patriot Viper entregan un potencial enorme sea en plataformas Intel como AMD Ryzen con solo sacarlas de la caja. Si el viejo i7-5820K funciona sin problemas a esas velocidades, imaginen una plataforma más moderna ávida de ancho de banda de RAM.

Vayamos a cuanto dolería tener estas niñas en nuestro sistema. En el caso de la Steel 2x8GB DDR4 3600 las pueden conseguir por unos 18.000 pesos al momento del cierre de la nota.

En el caso de las RGB, el precio sube a 20.000 pesos lo cual es razonable por todo el trabajo estético que tienen.

Ambos casos son memorias que ya desde la caja prometen un rendimiento de alto vuelo, una estética muy pulida sea si queremos luces RGB o si buscamos discreción. Para ellas nuestra medalla [IRROMPIBLES] de Oro.

Nota: Agradecemos a Walter Barnes de b.Otro Plan y a la gente de Patriot por prestarnos las memorias para este review.

Escribe un comentario