Noticias

“Tranqui, 120”: Microsoft compra Bethesda

Xbox sigue ampliando su imperio de first party

Como para ir subiendo la temperatura ambiente —a niveles infernales— en medio de la salida de las consolas de próxima generación. Sorpresivamente, nos enteramos de que Microsoft compra Bethesda, id Software, Arkane Studios, MachineGames, Tango Gameworks, Alpha Dog, Roundhouse Studios… es decir, todo ZeniMax Media. El monto que pagará por todo ese talento asciende a la friolera de 7,5 mil millones de dólares.

Para ser lo más claros posible, juegos de la talla de The Elder Scrolls, Fallout, Wolfenstein, DOOM, Dishonored, Prey, Quake y —aún en el horno— Starfield pasan a ser propiedad de Microsoft. ¿Esto significa que todas estas IPs serán exclusivas de Xbox?

Es una pregunta no menor. Esta guerra de consolas se da en un marco donde la comparación de hardware no arroja abismales diferencias. Pero si vamos al terreno del servicio, con su Game Pass, Xbox parte al medio a PlayStation.

Aún teniendo en cuenta el tímido contraataque de Sony en este terreno con el “PS Plus Collection”, por costo y por el valor ofrecido al cliente queda a años luz de la competencia.

Microsoft + Bethesda
Microsoft + Bethesda, tremendo Fus Ro Dah

Está claro que el mejor golpe de PS5 son sus exclusivos, pero… ¿Y ahora? ¿Qué pasa si Skyrim 2, Fallout 5 o el próximo DOOM pasan a ser exclusivos de Xbox? En los próximos días, Microsoft tiene que salir a la cancha a dar la respuesta a la última presentación de Sony. Quizás, era este refuerzo lo que estaba esperando, ¿para pegar y ganar por knockout?

Supongamos que, en el mejor de los casos, no pasen a ser juegos exclusivos. Pensemos en que también se lanzarán en PS5 —y aquí no es menor preguntarse el “cuándo”— a sesenta dólares. O setenta dólares, como pareciera que es el nuevo valor estándar. En cambio, en Xbox estarán incluidos día uno en el Game Pass. Sea como fuere y por más God of War que metan, parece difícil que Sony se recupere de esta trompada.

Dejando las especulaciones de lado, la única certeza es que, con esta jodita de los exclusivos, los únicos que perdemos somos los clientes. En lo personal, cuando más veo la pelea de esta generación de consolas, más me enamoro de mi PC. Y, ahora más que nunca, de Xbox Game Pass. ¡A ver cuando te mandás uno igual, Sony! [i]


Escribe un comentario