Tecnología

Primus Ballista 200S [REVIEW]

Ballista 200S: La evolución de Primus en RGB

En esta ocasión probamos el Teclado Ballista 200s de la novel empresa Primus Gaming.

Primus Ballista 200S

Los que me conocen saben que AMO los teclados mecánicos, de hecho, he comentado innumerables veces que tuve mucho tiempo un IBM Serie M (conocido como “clicky”) que fue fabricado en los 80 y seguía funcionando como el primer día hasta que lo reemplacé. ¿Cuáles son las ventajas de los teclados mecánicos? La fundamental es la durabilidad y resistencia, como cada tecla está compuesta por un microswitch la durabilidad está tasada generalmente alrededor de 50 millones de presiones. La segunda es que nos da una respuesta táctil ante la presión de una tecla, obteniendo una sensación muy particular al tipear. La contrapartida es que son más ruidosos que los teclados comunes, lo cual para algunos es molesto y por lógica no son teclados para jugar a medianoche con gente durmiendo cerca.

Desde hace un tiempo largo, los fabricantes de teclados para gamers utilizan justamente la variante mecánica para sus productos en gran parte por su  resistencia ante grandes atrocidades y un excelente tiempo de respuesta. En esta ocasión, probamos el Ballista 200S de la novel empresa Primus, que esta tan dedicada al gaming que solo fabrica teclados mecánicos, mouses y auriculares gamers.

Abriendo la caja del Ballista 200S

Lo primero que vemos es una caja contenida lo cual da la pauta que el teclado es un poco más compacto. Al no tener teclas programables ni nada por el estilo es compacto, del tamaño de un teclado regular. Sin embargo, sobresale por su peso ya que todo el teclado está montado sobre una plancha de acero para darle más robustez. Estéticamente es muy similar al Corsair K60 que supe tener con una plancha doblada en doble Z, con la diferencia que esta pintada de color negro. Es un diseño que me resulta sumamente atractivo. También a diferencia del Ballista 100T probado anteriormente, el Ballista 200S incluye un cómodo reposamuñecas para nuestras torturadas manos.

Los switches del Ballista 200S

Lo segundo que notamos es que los switches desarrollados exclusivamente por Primus. Tenemos dos opciones: Rojos y Marrones claramente emulando los formatos conocidos por Cherry. En la review nos tocó con switches rojos que son más silenciosos y tienen un menor índice de presión comparado con los marrones.

Primus ajustó el teclado de manera tal que es capaz de soportar hasta 20 presiones simultáneas de teclas, con lo cual por ejemplo hacer una doble pulsación rápida de la misma tecla (que en algunos fichines es un combo para saltar a un costado) no tiene ningún tipo de problema.

No tenemos teclas dedicadas a multimedia, sino que son parte de las teclas de función. Lo unico destacable es que los leds de CAPS, NUM, etc son de alto brillo como para que nos demos cuenta que esta presionado.

Este teclado tiene algunas cosas interesantes como ser las teclas WASD y 1234 para intercambiar en color purpura para aquellos que quieren tener cierta sensación táctil al usar los FPS, el único “pero” es que las teclas vienen sin ningún contenedor, asique si no somos cuidadosos las podemos perder. Y el cable viene mallado en tela y trae un velcro para ajustarlo cuando nos lo llevamos de refirega.

Como todos los teclados mecanicos gamer del momento, el Ballista 200S tiene retroiluminacion led en todas las teclas configurable por un software específico de Primus y en este caso es RGB como corresponde en un 2020 que todo es a lucecitas de colores.

¿Cómo se siente el teclado?

Estuve usando el teclado dos semanas completas con juegos FPS como Battlefield 1, también usé juegos no tan FPS como Star Wars: Jedi Fallen Order y Batman: Arkham Knight. La velocidad de respuesta del teclado es excelente. Hemos dado doble y hasta triple pulsación de teclas para ver si el teclado fallaba en una pulsación…y nos quedamos con las ganas porque nos siguió el ritmo todo el tiempo.

Al momento del tipeo para escribir hay que tomarle un poco la mano para los que vienen de teclados convencionales porque la alta sensibilidad de los switches y que las teclas son más altas que un teclado clásico de membrana hace que a veces tengamos algunos errores de tipeo. Lo usé en mi trabajo castigandolo 8 horas diarias escribiendo sin fallos y los switches rojos más silenciosos hacen que usarlo todos los días no sea molesto en absoluto.

Conclusión

No hay mucho más que decir, este Primus Ballista 200S es un teclado brillantemente ejecutado. Una construcción sólida, lindo diseño, switches propietarios con 70 millones de presiones garantizadas…y un precio realmente contenido de 8900 pesos argentinos lo cual pone en aprietos a muchos competidores ya que este Ballista 200S cuesta 5000 pesos menos que cualquier otro competidor mecánico con iluminación RGB.

Sin dudarlo, este Primus Ballista 200S se merece la medalla de Oro Irrompibles por ser uno de los mejores teclados disponibles en el mercado en su segmento de precios.

Nota: Agradecemos a Walter Barnes de b.Otro Plan y a la gente de Primus por prestarnos el teclado para este review.

Escribe un comentario