Cine & TV

My Super Ex-Girlfriend

Jenny Jonhson trabaja de día en una galería de arte, pero de noche se convierte en G-Girl, una superheroína que se dedica a salvar a los habitantes de New York. Se enamora de un tipo… y el tipo decide que la relación no va. Ahora, Jenny está encabronada. Es la comedia estreno de esta semana. A veces por más que se intenta, no funciona. Y entonces llega el momento de romper y decirse adiós. Pero lo que normalmente es dificultoso, molesto, triste o irritante, puede ser mucho más terrible si tu novia es una superheroína dispuesta a romperte los huesos. El arquitecto Matt Saunders (Luke Wilson) persigue a Jenny (Uma Thurman) hasta que la atractiva mujercita decide darle cabida, y acepta salir. Poco después, Jenny confiesa ser G-Girl. Cuando Matt descubre que además de tener superpoderes es súper pésima si se trata de socializar, que es paranoica y medio loca, siente que la cosa no va y allí comienzan los problemas. Jenny está celosa de una compañera de trabajo de Matt. Novia enfurecida con súper fuerza, novio en retirada con pocas posibilidades de zafar. ¿Qué se puede hacer? Matt recurre al archienemigo de G-Girl, Professor Bedlam (Eddie Izzard), por una ayudita. Dirige Ivan Reitman (Ghostbusters, Dave, Evolution), con guión de Don Payne (Los Simpson). Hasta ahora, la crítica se divide entre quienes consideran que My Super Ex-Girlfriend es una comedia del montón con sólo 20 minutos rescatables, y los que piensan que vale la pena porque es fresca y ocurrente y “hay otras peores”. Todos coinciden en que la actuación de la Thurman es excelente, ya que los papeles al estilo Kill Bill la favorecen.

Escribe un comentario