Reviews

Thrustmaster T248 [REVIEW]

El nuevo contendiente para quedarse con el podio al mejor volante

Volantes hay de todos los tamaños, tipos y materiales. Cuando queremos dar un paso más y abandonar las imprecisiones del joystick, arranca la interminable catarata de preguntas. ¿Cuál es la mejor marca? ¿viene con pedalera? ¿La pedalera es de plástico? ¿Tiene Force Feedback? ¿El motor tiene fuerza? ¿Viene preparado para fijar en cabinas? ¿Cuántos botones tiene? ¿Qué juegos soporta? ¿Tiene cuero o plástico? ¿Es lindo o un espanto? ¿Qué gusto tiene la sal?

Bueno esta última seguro podemos responderla, pero para todas las demás, hay un universo completo de opciones. Los primeros nombres que suenan son Logitech y Thrustmaster, marcas confiables, con productos que destilan calidad y solidez.

Hasta ahora, el podio de los volantes de entrada para gaming, estaba cómodamente  tomado por Logitech con sus G27, G29 o G920. Buena relación precio calidad y una excelente compatibilidad. Pero digo hasta ahora, porque llega un tremendo contendiente a esta batalla automovilística. Llega el T248 de Thrustmaster.

Tuvimos la suerte de ser de los primeros medios en Argentina (tal vez el primero). Directo desde Francia, nos llega esta maravilla y vamos a contarles paso a paso,  porque el T248 es un volante diferente

Por empezar, la caja deja dos cosas muy claras . En primer lugar es un volante con pedalera, sólido y muy llamativo, con 9 kg que prometen algo sólido y bien hecho. Y en segundo lugar, es un producto certificado por Playstation, y funciona a la perfección en PC, PS4 y PS5

Lo bueno viene en frasco chico

T248 es un volante relativamente chico. Sus 27 centímetros lo acercan directamente a sus competidores de la serie G de Logitech. Incluso el formato es muy similar, pero a simple vista ya nos encontramos con notables diferencias que lo hacen despegarse de sus rivales.

Acostumbrados a productos más sobrios,  puede parecer una explosión de botones, pero con solo tocarlo nuestra percepción cambia por completo. Lo que antes podía parecer raro se convierte en maravilloso, y un pequeño visor de led se convierte en ese primer beso que necesitamos, para enamorarnos. 

El agarre

Más allá de diferencias o similitudes en cuanto a la forma, sus principales competidores, tiene un recubrimiento de cuero sintético, mientras que Thrustmaster apostó a una manufactura diferente. El T248 tiene un suave cuero sintético y sin texturas, muy agradable al tacto y que se siente casi como una goma pero muy delicada. Pero la parte interior del aro es de plástico, muy duro, pero plástico al fin.

El diseño que a primera vista parecía polémico, resulta ser fantástico, pero el plástico nos recuerda constantemente que este volante no es real. De todas maneras, las diferentes texturas y la parte central en plata, crean esa mínima ilusión que nuestros ojos necesitan para olvidarnos de que está hecho y empezar a disfrutar de las ventajas. El grosor del volante es maravilloso, y salvando las distancias me recuerda a las dimensiones del volante de un Gol Power, algo que me hace sentir como en casa.

El sexy display Led

Ni bien se inicia el volante, pega dos vueltas y se ajusta en su posición neutro. Pero no es la fuerza del motor lo que primero nos llama la atención, es ese sexy display led. No importa que diga, es una adorable pantallita que tira información mientras manejamos y eso cotiza en bolsa.

Allí donde otros ponen lucecitas, el T248 pone información que podemos customizar a gusto con sólo tocar la tecla display e ir cambiando la información que queremos que nos distraiga al volante. Velocidad, RPM, marchas, nuestra posición en la carrera o la hora. Esa minúscula pantalla se convierte en un objeto de deseo con 20 visualizaciones diferentes. Este artilugio de Thrustmaster, enamora más que Tom Cruise diciéndole “hola” a Renée Zellweger en Jerry Maguire. 

¿Force Feedback dinámico?

Es esa fuerza endemoniada que te hace luchar para mantenerte en la ruta, en en caso del T248 puede configurarse y permite elegir 3 posiciones que podemos seleccionar en este maravilloso display.

  • FFB 1: es Lineal y se siente el 100% de lo que el juego entrega. ¿Querés un latigazo? ¿Querés poder de ese que te arranca el brazo? Acá lo tenés. 
  • FFB 2: una versión intermedia, como dicen ellos, para tener un mejor control de derrape (léase volantear sin colgarse con ambos brazos).
  • FFB 3: según Thrustmaster la que permite que los usuarios sientan más claramente todos los detalles de la carrera.

¿Cuál es mejor? Después de 2 semanas de uso, sigo sin poder decidirme. Es algo muy personal y subjetivo, pero tener la posibilidad de elegir el nivel de feedback dependiendo de qué juego estemos ejecutando se aprecia mucho. Y para lograr esa devolucion de fuerza, se basa en dos tecnologías: Hybrid Drive y H.E.A.R.T.

T248 con Hybrid Drive y H.E.A.R.T.

Este es uno de los grandes diferenciales, y lo que convierte a este volante en algo único hasta la fecha. Es el único en este segmento que tiene un mecanismo que incorpora una correa además de engranajes. Esto hace que la potencia de su motor sea un 70% más enérgica y explica porque nos permiten seleccionar qué tan fuerte queremos ponerlo.

H.E.A.R.T. es una tecnología magnética que ayuda a mejorar la precisión en las levas de cambio de marchas. Los cambios pasan con una precisión quirúrgica con un tiempo de respuesta de 30 ms. El único problema es que cada vez que al hacerlo, hace ruido. Mucho ruido. Las levas de T428 no tienen modo stealth. Si comparten techo con alguien más y juegan de noche, se van a ganar rosario de insultos, o por qué no, chancletazo en la cara. 

Esta tecnología también está presente en la pedalera que es la otra gran estrella. Tiene muy buen peso, la confección es maravillosa y con terminaciones de metal en los 3 pedales. Tiene 4 configuraciones de resorte diferentes y la precisión es asombrosa. Este juego de pedales es un salto abismal y es casi un salto al hiperespacio si venimos de un joystick. La diferencia es descomunal.

T248 en Euro Truck y American Truck y muchos botones

Durante meses recorrí las rutas manejando en convoy con 7 audaces. Miles y miles de kilómetros, arriesgando la billetera de mis compañeros con mi tendencia a producir accidentes. Se habló mucho de mi temeraria conducción que no era más que la imposibilidad de controlar semejantes bestias a velocidades superiores a los 110 km por hora. Mi técnica de “viboreo” era conocida y todos trataban de alejarse de mí como si fuera un bebé con el pañal sucio.

T248 me convirtió en un as de las rutas, y me dió la posibilidad de efectuar maniobras imposibles. Sentarme frente a un Scania es ahora un placer con sólo encender el motor. La vibración bajo las manos, la respuesta del volante y la cantidad de botones que puedo configurar. Porque además de todos los botones que tenemos a la vista, con las perillas que tenemos a ambos lados pueden triplicarse. En total, y si la memoria nos da para recordar todo lo que asignamos, ¡tenemos 25 BOTONES! 

Soy de mala memoria, a mi dame volante, pedales, cambios y 4 o 5 botones para evitar un ACV. Pero si te da la cabeza para acordarte todo, vas a ser realmente feliz y definitivamente es un volante para vos.

T248 no es un robot de LucasFilm

Con este nombre que parece sacado de una ficción de George Lucas. Thrustmaster reescribe algunas cosas en esta categoría de volantes. Motor Híbrido y mucho más poderoso. Display completamente configurable para mostrar chucherías. Nueva tecnología para levas y pedales, con el detalle de poder ajustar la altura del acelerador o cambiar el resorte del freno si resulta muy duro.

T248 llega hacia fines de Octubre a nuestro país. Todavía no sabemos a qué precio pero seguro que no va a ser barato. En Usa se puede preordenar por $400 dolarucos y en europa por 350

Thrustmaster pensó en todo, puede gustarte o no pero es un volante que rompe con todo lo que se espera de un producto en esta franja y es un producto que vale cada centavo si sos fanático del género. Un gran corredor entra pisteando como un campeón en los circuitos liderados por otras marcas, y seguramente va a dar que hablar en cada vuelta [i]

Este análisis de Thrustmaster T248 fue realizado a través de un ejemplar provisto por sus desarrolladores.

Escribe un comentario