La saga de Metroid es una de las más celebradas, y por tanto, más imitadas en la historia del fichín, y con justa razón. Treinta y dos años después, siguen apareciendo homenajes, y en el caso de Gato Roboto, nos parece haber visto un lindo gatito.

El año, 2121. Diluvia sobre las calles de Neo Tokyo. Mientras, Akane lucha contra un caudal infinito de yakuzas. Su expresión de furia es más atemorizante que su cuerpo robótico. Está claro que la noche recién comienza.

En plena hora pico de los indies roguelikeros, otro contendiente llega volando, listo para desplumar a sus rivales a escopetazos. ¿Está Blazing Beaks a la altura de los clásicos del género?