No creímos que hubiese una cantidad de explosiones, gore, litros de sangre y frenetismo que nos pudiesen mantener despiertos hasta que salga el sol durante una semana laboral. No conocíamos este fichín.

Timespinner no esconde la clara influencia de Castlevania: Symphony of the Night en su obra. Si son amantes de aquel clásico, no van a dejar de encontrar similitudes de comienzo a fin.

¡Tara rararara rararara rarará… tum tutum tutúm! ¿A quién no le queda esta musiquita adherida al cerebelo cada vez que arranca una partida de Contra? No contentos con lanzar un compilado de sus juegos más retro, y luego acumular unos cuántos juegos viejitos de Castlevania y tirarlos en un paquete, ahora Konami va por otra de sus sagas clásicas, una en la que el cine de acción americano se mezcla con los movimientos sociales antiamerican… os, y una inva… sión alienígen… ¿QUÉ?

La mayor decepción siempre deviene de aquello que pudo ser. Team Sonic Racing vuelve a poner a Sonic y amigos al volante en un fichín de karting que no logra ser ni chicha ni limonada… sólo un vasito de agua mineral.

La felicidad es una montaña de la que nunca vemos la cima. ¿Por qué la escalamos, entonces? ¿No tenemos nada mejor que hacer? ¿Son nuestros miedos los que no nos permiten subir más rápido? Tantas preguntas, ninguna respuesta, una recomendación: jugar Celeste.

El año, 2121. Diluvia sobre las calles de Neo Tokyo. Mientras, Akane lucha contra un caudal infinito de yakuzas. Su expresión de furia es más atemorizante que su cuerpo robótico. Está claro que la noche recién comienza.

Page 1 of 2
1 2