Es difícil no recomendar Disc Room, un juego altamente adictivo de controles y conceptos tan simples que cualquiera puede comenzar a jugarlo en un instante. Desafiante, un poco frustrante a veces pero no lo suficiente para que queramos soltarlo. Breve y rejugable. Otra prueba concreta de que los conceptos más simples pueden ser los más filosos.

¿Quién mejor que Skellboy, un héroe resucitado de entre los muertos, para defendernos de los no muertos? Claro que hay un detalle: viene flojito de ropa. Y de tejido muscular. Y órganos vitales… ¿Pero de calcio? ¡aaah, una maravilla!

Si viven encerrados en una cripta quizás no se enteraron, pero los quemados de Other Ocean Interactive decidieron hacerse cargo del muerto de otro, por lo que se pusieron a remasterizar nada menos que MediEvil, un fichín de culto que (casi) todos los que tuvimos la PSX recordamos con cariño.

Page 1 of 6
1 2 3 6