Informes

GOTY & CHOTY 2019: ¡Elegimos lo mejor y lo peor de este año!

El certamen preferido de Josef Fares

Y sí, otro año más se va, y la histeria colectiva empieza a repuntar. Que las corridas por llegar a comprar los regalos navideños; que se pasaron los doce meses y quedaron la mitad de los objetivos pendientes; que toca inventar nuevas excusas para escaparse de las reuniones familiares y evitar la borrachera del tío; y la clásica que genera más polémica en la mesa dulce: elegir al mejor fichín del año.

Pero como ya estamos algo cansados de las puñaladas de turrón porque “¡tu juego vendió la mitad que el mío!”, o del tiro al blanco con el descorche por “el terraplanismo tiene mejores físicas que esa basura”, decidimos no caer en un frívolo ranking y realizar algo más relajado.

De esa forma —al igual que el año pasado—, preferimos mejor hacer una reflexión personal, donde cada miembro del staff diga cuál fue el videojuego que más le voló la cabeza durante todo este año —de los lanzados durante 2019—, y cuál le provocó ganas de abandonar el rubro y dedicarse cultivar tomates.

¡Sin más, estos son nuestro GOTY y CHOTY 2019!

Cufa

GOTY: Death Stranding

La ironía de elegir como GOTY un juego que despierta, quizás, más detractores y polémica que simpatizantes es, en efecto, notable. Pero si los números fueran el único indicador válido de calidad, entonces elegiría Call of Duty o FIFA, y me iría a ver a Tinelli.

Death Stranding no revoluciona la industria de los videojuegos, pero es un gran puntapié inicial para que los desarrolladores escapen de su zona de confort y se animen a explorar nuevas formas de interacción. Es por eso que, más allá de su diseño de excelencia, la nueva obra de Kojima se destaca donde otros no: salir de los estándares y demostrar que los fichines todavía tienen mucho que aprender.

CHOTY: KILL la KILL – IF

En un año desbordado por la rutina que no me dejó fichinear todo lo que hubiera deseado, debo, al menos, admitir que por… ¿suerte? nada de lo que jugué baja de la categoría de “regular”. No deja de sonar injusto entonces decir que KILL la KILL fue lo peor del año, cuando hubo chascos descomunales como Anthem, Shenmue 3, Generation Zero y Left Alive; sin embargo, la adaptación de este animé fue lo más flojo que me tocó toparme este 2019, ¡así que a hacerse cargo!

Yo venía pidiendo a gritos un juego de la serie hace años, y sólo la decepción pudo emparejar tamaño entusiasmo. KILL la KILL – IF es un juego plano, casi sin contenido, con animaciones soberbias, sí, pero un gameplay que deja mucho que desear. Lo peor es que tira por la borda un increíble potencial para ser una obra magnífica. No es horrible, pero es chotyto.


El Cenizas

GOTY: Destiny 2

destiny forsaken 1

Sí, es de 2017. Pero Destiny ya no sabe de años de lanzamiento. En 2019, el ahora libre Bungie apostó a New Light, su modelo F2P con un contenido gratuito infernal en cuanto a cantidad y calidad.

Además, irrumpe Shadowkeep con Season of Undying, octava temporada que trae grandes y ansiados cambios. Asimismo, las sucesivas temporadas se podrán adquirir por separado —e incluso saltearlas— y todo a un precio absurdo.

Un universo, lore y actividades creciendo en tamaño y magnificencia. Con Bungie cada vez más atento y responsivo a la comunidad. Destiny no debe ser evaluado tradicionalmente, es un feroz y perfecto depredador de horas, en constante mejora y evolución.

CHOTY: Anthem

anthem 2
“Decepción” es un adjetivo minúsculo para Anthem. Tal vez nunca hemos visto una oportunidad tan desaprovechada. Con una jugabilidad que roza lo perfecto, termina siendo tan sólo una cara bonita, hueca y absurda por dentro. Superficial.

Aún así, su lore tiene mucha tela para cortar. Lástima que quizás nunca veamos una segunda parte. Viciado de falencias para colgarse el cartel de “looter shooter”, su lanzamiento fue en extremo desprolijo. Con el correr de las horas, lo vimos saturado de importantes bugs, falta de contenido, desbalances e incoherencias en el buildeo. Al día de hoy intentan arreglarlo y termina cada vez más enmarañado. Suerte con eso.


Moki

GOTY: Death Stranding

No soy Kojima fan en lo más mínimo. Me pasé toda la saga de Metal Gear solid por mis partes nobles. Las jugué, sí, pero no me marcaron a fuego y la última entrega hasta me resultó tediosa y egocéntrica. Quizás es por eso que Hideo me agarró con la guardia baja y me cautivó con esta maravilla.

Es imposible describir Death Stranding, hay que jugarlo y dejarse llevar. Es un juego gigante, pero íntimo y personal. Una vez que se rompe la cáscara inicial te arrastra y es imposible dejarlo. El componente comunitario a la hora de construir es maravilloso y fomenta un increíble sentimiento colectividad aunque estemos solos.

CHOTY: Destiny 2 (en Steam)

destiny forsaken 5
Que difícil es esto porque, afortunadamente, no me tocó agarrar nada horrible. Pasé por un Rage 2 que se me hizo un poco chicloso, o un casi inexplicable Wolfenstein: Youngblood. Pero nada se compara a la bronca que me generó el tan anticipado desembarco de Destiny 2 en Steam.

El Cenizas me quemó la cabeza para que volviera a darle una oportunidad, pese a que me cansó en consolas y me cansó en Battlenet. Para Steam lo hicieron gratis (bien ahi) pero rompieron toda la experiencia de la historia para quien recién llega y quiere hacerlo prolijo. Es peor aún para quien abandonó y está trayendo su personaje de otra plataforma. El  juego supone que sos un crack y te suelta la mano para que te arregles solito. Si lo dejaste hace un año y volvés no sabés para donde ir ni qué hacer. Terminás apagandolo, echando espuma por la boca y al borde de un ACV.


Shinjikum

GOTY: F1 2019

Alguna vez le tenía que tocar a este glorioso fichín de F1 de Codemasters. Y si bien cada año tenemos uno nuevo con todos los circuitos y escuderías, el de 2019 fue la apuesta más importante de los últimos tiempos.

Los gráficos mejorados, a partir de la incorporación de partículas en el ambiente y la posibilidad de correrlo aprovechando las mejoras de rendimiento de DirectX 12, lo hacen lucir como nunca.

Ahora, además de los clásicos monoplazas —desde los 70 hasta principios de esta década—, podemos competir en la categoría trampolín que es la F2. Y por si fuera poco, tenemos la chance de participar en los eventos de eSports como un profesional mico más.

CHOTY: Need for Speed Heat


A esta altura no creo que haga falta presentar la saga Need for Speed. Está ahí desde antes de que nacieran muchos de Uds. —no es mi caso—. Si bien EA los lanzaba como FIFA, a razón de uno por año, en estos últimos tiempos, los espaciaron. Ya sea para no saturar, o por presentar un mejor producto, NfS Heat no entrega nada nuevo.

Una ciudad que es un deleite para la vista, buena variedad de vehículos y personalizaciones y una interacción en línea más que interesante, son sus puntos a favor. Sin embargo, una historia floja —con animaciones mediocres— y un control de los autos que se siente básico, lo convierten en uno más del montón.

¡Pero no nos dejen solos en esta repartija de gloria y miseria! ¿Cuáles fueron sus GOTY y CHOTY del 2019? [i]

Escribe un comentario